Matemáticas

Gráficas circulares

Gráficas circulares


¿Qué son las gráficas circulares?


Una gráfica circular, también llamada "gráfico de pastel", "gráfico de tarta" o "gráfica de 360°", es un recurso estadístico representado con un círculo dividido en partes, donde el área de cada parte es proporcional al número de datos de cada categoría y se utiliza para representar porcentajes y mostrar la proporción que le corresponde a cada categoría.


¿Cuándo se utilizan las gráficas circulares?

Se utilizan en aquellos casos donde interesa no solamente mostrar el número de veces que se da una característica o atributo de manera tabular sino más bien de manera gráfica, de tal manera que se pueda visualizar mejor la proporción en que aparece esa característica respecto del total.


Las gráficas circulares no deben usarse para mostrar relaciones entre las categorías. Es más fácil realizar comparaciones con gráficas de barras. Tampoco deben usarse para mostrar más de cinco categorías.

¿Cuáles son los elementos de las gráficas circulares?

Los siguientes son algunos elementos con los que las gráficas circulares cuentan:


·     Título. El título debe describir claramente lo que el gráfico ilustra.

·    Categorías o serie de datos. Son los datos relacionados en un gráfico. Si hay varias series de datos en la tabla, cada una tendrá un color o estilo diferente y una porción proporcional del círculo.

·     Leyenda. Identifica el color que representa a cada serie de datos o categoría.


¿Cómo hacer una gráfica circular?


Tomemos como ejemplo la siguiente tabla de valores. En ella vemos reflejados las ventas del mes de abril.

Ahora, vamos a calcular el porcentaje que le corresponde a cada categoría. Para ello, añadiremos una columna a la tabla, correspondiente a la frecuencia de cada artículo, que, en este caso será la proporción del número de prendas adquiridas según corresponda.


Luego, dividimos el total de cada categoría entre el total de artículos vendidos. Para después sumar todos los resultados de dichas divisiones y comprobar el entero, que corresponde al total de datos.


Posteriormente añadimos una columna más, en la que agregaremos los porcentajes de cada categoría. Para calcular el porcentaje, simplemente multiplicaremos cada frecuencia por 100.


A fin de determinar cuántos grados le corresponden a cada categoría multiplicamos la frecuencia relativa por 360 (ya que un círculo tiene 360°).

Ya que tenemos los porcentajes y grados a que corresponde cada categoría dentro de un círculo, sobre un círculo colocamos el punto inicial en la posición de las doce horas.

A partir del punto inicial indicamos la categoría “pantalón”, marcando 96.15º con la ayuda de un transportador en sentido de las manecillas del reloj.


En seguida a partir del punto inicial marcamos 93.42º en sentido contrario a las manecillas del reloj, que es la proporción que le corresponde a las blusas.


A partir del punto inicial marcamos 96. 15º + 68.68º = 164.83º, pudiendo redondearlo a 165°, que les corresponde a los abrigos.


Después, a partir del punto inicial marcamos 165° + 52.2° = 217.2°, para señalar la proporción que les corresponde a las faldas.


La proporción restante corresponde a la categoría de menor importancia que en nuestro caso es vestidos.


Siguiendo el procedimiento obtenemos la gráfica de pastel que se muestra enseguida.